El mundo está encontrando nuevas formas de celebrar durante el COVID-19

Certified Translation

No es ningún secreto que estamos teniendo un año bastante duro como planeta y como especie. La pandemia del coronavirus ha afectado dramáticamente el orden normal de las cosas. La enfermedad ha devastado muchas vidas y comunidades y los estragos psicológicos para todos nosotros este año han sido enormes. Los estudios han demostrado que los estadounidenses se encuentran más deprimidos durante la pandemia que durante el período anterior; además, ahora estamos entrando en la temporada en la que estos sentimientos de depresión se magnifican.

Las festividades son habitualmente el tiempo para reflexionar sobre el año y celebrar con la familia, pero este año miles de nosotros nos veremos obligados a renunciar a estas fiestas. Sin embargo, no todo es sombrío. En The Spanish Group, trabajamos con miles de personas en todo el mundo y para ellas, y nos hemos inspirado en las historias de fortaleza, perseverancia y creatividad ingeniosa que han compartido con nosotros.

 

Nunca nos hemos sentido más cerca de tantos de ustedes que ahora, durante nuestra lucha compartida contra el COVID.

 

Escuchar estas historias personales y ver a tantos de ustedes encontrar formas de superar el COVID nos ha ayudado a nosotros mismos a lidiar con muchos de estos problemas. Hemos visto que el simple hecho de no poder celebrar con la familia como acostumbramos, no significa que esta temporada de fiestas tenga que ser triste. De hecho, esta podría ser una excelente oportunidad para crear recuerdos únicos y nuevas tradiciones.

 

Para contribuir un poco, hemos recopilado algunas historias inspiradoras sobre la forma en que la gente de todo el mundo está haciendo frente a la pandemia y encontrando formas y razones para seguir celebrando. Esperamos que estas ideas ayuden a mejorar su visión del mundo en estas fiestas, de la misma manera en que muchas de sus historias mejoraron la nuestra.

Aún tenemos razones y formas de celebrar

Es duro no tener cerca a los amigos y la familia, pero podemos aprender unos de otros cómo llevar mejor la carga emocional de la pandemia.

 

Diwali durante la pandemia

 

Habitualmente, el 14 de noviembre millones de personas que viven en el subcontinente indio o que son originarias de él celebran el Diwali, el festival de las luces. Un día importante para los hindúes, jainistas y sijes, el Diwali normalmente implica reunirse con la familia, rezar, comer una comida tradicional y encender fuegos artificiales y velas. La celebración dura la mayor parte de una semana y cada día tiene sus propios significados y actividades. Sin embargo, este festival de cinco días tuvo que ser modificado este año debido a la actual pandemia de coronavirus.

 

Muchas familias en los Estados Unidos están ahora, en cambio, arreglándose y decorando sus hogares, cocinando comidas tradicionales y luego compartiendo todo esto con los miembros de la familia a través de Zoom. Muchos han pasado tiempo dando a sus padres y abuelos algunas clases sobre el uso de Zoom para asegurarse de que puedan participar en estos eventos familiares. Una familia está preparando un juego de canto llamado Antakshari, además de un concurso de dibujo de rangoli, y ha elaborado cuestionarios para jugar con la familia. Todo lo que les ayude a interactuar en estos días especiales será beneficioso.

 

Las sustituciones en pequeña escala parecen funcionar y también ofrecen nuevas oportunidades para acercarse. El Diwali suele incluir muchas golosinas tradicionales indias, pero en lugar de salir y comprar estas golosinas o viajar a la India y obtenerlas de primera mano, las familias están aprendiendo a hacerlas juntos en casa.

 

 

Janucá y “Zoomover” en los Estados Unidos

 

Rosh Hashaná, Yom Kipur y Pésaj ya han ocurrido durante el COVID y muchas familias judías se están volviendo bastante buenas para celebrar durante la misma. “Zoomover” fue el nombre que se le dio a esta última Pésaj y el por qué se explica por sí mismo. Como el Diwali, Pésaj es una festividad que se salvó de muchas maneras al poder hacer videollamadas con amigos y familiares. Las familias pasaban el Séder en lecturas y conversaciones en Zoom, y usaron la adversidad de este año para ayudar a reforzar el poder de las festividades. La historia de Pésaj comienza con la adversidad y sus lecciones son tan importantes como siempre.

 

Esta misma mentalidad se está usando para el Janucá, porque lo que muchas de nuestras festividades más puras realmente celebran y nos ayudan a recordar son las formas en que nos unimos y superamos la adversidad en los momentos más difíciles. Para los practicantes del judaísmo en todo el planeta, esta pandemia se está utilizando para comprender mejor las lecciones que sus antepasados se esforzaron en otorgarles.


Durante cada uno de estos días, en medio de esta batalla contra esta terrible pandemia, somos capaces de encontrar algún elemento de victoria, encontrar algo a lo que aferrarse, que nos dé esperanza para el futuro.
- Rabino Ari Saks

 

Navidad en Belén

 

En la ciudad palestina de Belén, el lugar de nacimiento de Jesucristo, también están transmitiendo un mensaje de esperanza de que sin importar qué tan mal estén las cosas, “La Navidad no se cancela”.

 

Y aunque no puede haber visitantes en este pueblo palestino y el confinamiento nocturno es estricto, se mantienen firmes en que nunca dejarán que la llama de la esperanza y la celebración se apague. El alcalde, Anton Salman, se encargó de que el mundo supiera que un árbol de Navidad gigante seguirá en pie en la Plaza del Pesebre.

 

Al mismo tiempo, en los Estados Unidos y en Europa, quienes buscan hacer que la Navidad siga siendo especial están generando ideas novedosas. En Alemania, algunas ciudades han adoptado los mercados navideños con autoservicio, que permiten a los padres y a los niños tener una experiencia navideña a través de paseos en automóvil guiados y pistas de audio especialmente desarrolladas.

 

Creando nuevas tradiciones y ajustando las viejas

 

Aunque estar obligados a interactuar a través de la tecnología puede sentirse limitante, también puede ser una gran herramienta de unión cuando se usa creativamente. Hay innumerables sitios y tiendas que venden kits u ofrecen lecciones para artesanías y creaciones únicas (como estos diferentes adornos navideños “hágalo usted mismo” que puede hacer en casa), que pueden hacerse juntos durante una videollamada. Aunque no podamos estar en contacto unos con otros, podemos compartir proyectos tangibles.

Hornear galletas con la abuela usando Zoom aún será una experiencia memorable.

 

Tómese el tiempo para idear actividades o un concurso (una creativa familia de la que hemos oído hablar hará un concurso de casas de jengibre que terminará con una votación en redes sociales) que puede compartir con su familia esta temporada. Podría gustarle tanto que lo siga haciendo en los años siguientes. Una perspectiva positiva y la energía y el esfuerzo para probar cosas nuevas serán sus herramientas más importantes para pasar estas fiestas.

 

Las festividades siguen siendo importantes

 

Tanto por tradición como por su salud mental, las fiestas siguen siendo importantes. Aunque los tiempos son difíciles, podemos encontrar inspiración en cómo muchos de nosotros nos hemos unido y encontramos maneras de compartir estos momentos especiales con los demás. Este año requerirá más reflexión y planificación, pero no tiene por qué ser menos especial. Y, si se siente culpable por no ver a su familia este año, recuerde que es por su propio bienestar que usted está tomando estas decisiones.

 

Es importante seguir las directrices de los CDC para eventos esta temporada. Consúltelas y vea lo que debe y no debe hacer en estas festividades.