Viajamos A La República De Panamá

 

 

La República de Panamá se encuentra al sureste de América Central. La Ciudad de Panamá es la capital del país. Panamá limita con el mar Caribe, Colombia, el océano Pacífico y Costa Rica. Se encuentra en la unión de América Central y América del Sur. Tiene una geografía montañosa interrumpida únicamente por el canal de Panamá. Su población asciende a 4.002.350 habitantes. Se lo identifica como un país de tránsito y, por esa razón, tiene una amplia diversidad cultural.

 

Esto se debe principalmente a su ubicación geográfica, donde existen importantes servicios comerciales, inmobiliarios, marítimos y financieros. Y, también gracias a su posición en el planeta, Panamá tiene increíbles lugares para conocer y disfrutar. The Spanish Group, Traducción de Certificados de Nacimiento, quiere que conozcas esos maravillosos lugares ¿te animas?

 

Canal de Panamá – Sin duda, este es el lugar más conocido, al menos, seguramente lo has oído nombrar… Pero ¿qué es? ¿por qué es tan nombrado? Lo que tiene de asombroso el Canal de Panamá es que allí se pueden ver los barcos cruzar de océano a océano. Es la vía de navegación interoceánica entre el océano Pacífico y el mar Caribe. Atraviesa Panamá en el punto más estrecho. Se inauguró en el año 1914 y fue clave para mejorar el intercambio comercial. Conocer el Canal de Panamá es fundamental para comprender muchas cosas del país. Existen visitas guiadas para recorrer el sitio y aprender todo lo necesario. Después, puedes seguir tu viaje…

 

El Casco Antiguo de la Ciudad de Panamá – Este es otro de los sitios que debes visitar para conocer verdaderamente el país. Sus casas con techos de tejas, la arquitectura colonial heredada de la época española, los modernos rascacielos que contrastan con todo lo demás, son un espectáculo imperdible. Allí podrás recorrer los edificios y sitios históricos, como la Plaza Mayor, los monumentos religiosos, el Teatro Nacional, el Palacio de Justicia y la Casa Góngora, una de las más antiguas, entre muchos otros.

 

Portobello, Historias de Piratas – Un recorrido de aventura para conocer los orígenes de Panamá. En Portobello se encuentran los fuertes que servían de refugio ante la amenaza de los piratas. Además, está la iglesia de San Felipe, con la estatua del Cristo Negro, donde los peregrinos se reúnen cada 21 de octubre. Si bien no hay piratas a la vista (esperemos que siga así…) sí se puede disfrutar de sus historias, algunas verídicas y otras un poco más fantasiosas.

 

Bocas del Toro – En las costas del noroeste del Caribe se encuentra este archipiélago que cuenta con 9 islas tropicales. Allí predomina el turismo de aventura y ecológico. Los visitantes suelen ir allí para bucear y hacer surf. Es uno de los paraísos de Panamá. Para que tengas una idea, el principal medio de transporte es la lancha ¡de madera! Es común ver delfines nadando en sus aguas transparentes, especies exóticas y arrecifes de coral. Además, hay excelentes restaurantes, bares y muchas bicicletas…

 

Islas San Blas – No podíamos dejar de mencionar este increíble paraíso. Estas islas son cuidadas y operadas por los indios Kuna. Se encuentran en la costa norte de Panamá. Para tu asombro, te contamos que hay 365 islas pequeñas e islotes, donde solamente 80 están habitadas.