Cómo Elegir Un Buen Traductor

 

 

Si tienes que realizar la traducción de documentación, has llegado al lugar indicado. Las traducciones no son todas iguales. El tipo de traducción dependerá de la clase de documentación que debas presentar, de los requisitos legales de la institución o entidad que la solicite, entre muchas otras cosas. Si necesitas una traducción que no debe ser certificada, pero tiene que ver con tu negocio, también es importante que sea profesional.

 

En primer lugar, debes tener en cuenta que no todas las personas que saben más de un idioma pueden traducir. Un buen traductor necesita reflejar la esencia del texto en su traducción. No es cuestión de traducir palabra por palabra. En absoluto. Hay cosas que en un idioma tienen sentido, mientras que en otro no.

 

 

Parámetros A Tener En Cuenta

 

 

Conocimiento y Experiencia – El traductor debe tener los conocimientos académicos adecuados y, además, contar con la experiencia necesaria. Además de haberse capacitado para traducir, el profesional debe tener experiencia en el área. Eso nos lleva a otro punto importante. No todos los traductores son expertos en el mismo campo. Algunos se especializan en traducciones legales, otros en textos comerciales, tecnología, literatura, y mucho más. Para obtener un buen resultado, será importante elegir a un traductor que tenga total conocimiento en el área.

 

Idiomas – Lo más recomendable es que un traductor traduzca a su lengua nativa y no a una segunda lengua. Aunque puede ocurrir que el profesional tenga pleno conocimiento y la experiencia necesaria en el idioma, es imprescindible que lo maneje desde lo cotidiano y que tenga contacto permanente con él. Por ejemplo, alguien que tiene dominio del inglés, pero no vive en un país de habla inglesa, seguramente, no estará al día con muchas de las expresiones del idioma.

 

Redacción – Una de las características principales que debe tener un buen traductor es, sin duda, una buena redacción. Este no es un dato menor, ya que, traducir también es escribir. Un traductor debe saber decir algo de diferentes maneras y estudiar el texto hasta encontrar su alma. Para eso, es importante tener un amplio vocabulario en la lengua a la que se está traduciendo y una excelente expresión escrita para transmitir el mensaje correctamente.

 

Gramática Y Puntuación – Nunca está demás decir cuán importante es que un traductor tenga impecable gramática y puntuación. Al igual que un redactor de contenido o un escritor, un traductor no puede tener faltas de ortografía o desconocer las estructuras gramaticales. Con los años, esto se está convirtiendo en algo prescindible en otras áreas, pero un buen traductor no puede desconocer las reglas y la ortografía.

 

Profesionalismo – No importa qué tipo de documento necesites traducir. Así se trate de un breve texto, el traductor debe trabajar profesionalmente. Respetar todos y cada uno de los puntos anteriores es primordial y necesario para un buen resultado. Por otro lado, entregar el trabajo en tiempo y forma también demuestra su profesionalismo.

 

Traducciones Automáticas – La gran cantidad de plataformas para hacer traducciones ha facilitado muchísimo el trabajo de un traductor porque funcionan como asistentes. Sin embargo, una traducción automática, utilizando un software o en línea, nunca será igual que la que se hace manualmente, al menos, hasta ahora. Asegúrate de que tu traductor respete esto y te entregue un trabajo profesional, revisado y libre de errores.

 

 

Expertos en la Materia

 

Si necesitas un traductor, no dudes en elegir a los mejores. The Spanish Group, Servicios de Traducciones Inglés-Español, es un experto en traducciones. La empresa cuenta con años de experiencia y un equipo de trabajo profesional y eficaz. Con The Spanish Group estás en buenas manos.